InformativoCR.com

las noticias más relevantes de tu país y el mundo

Cuba pide el cierre de Guantánamo

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, pidió el miércoles ante la ONU la clausura de la prisión y de la base naval estadounidense de Guantánamo, denunciando “las torturas” y “los muertos” en esa zona.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, pidió el miércoles ante la ONU la clausura de la prisión y de la base naval estadounidense de Guantánamo, denunciando "las torturas" y "los muertos" en esa zona. AFP

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, pidió el miércoles ante la ONU la clausura de la prisión y de la base naval estadounidense de Guantánamo, denunciando “las torturas” y “los muertos” en esa zona. AFP

“Esa cárcel y esa base militar deben ser cerradas y ese territorio debe ser devuelto a Cuba”, afirmó Rodríguez Parrilla ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

“Nos preocupa profundamente el limbo jurídico que sustenta la permanente y atroz violación de los derechos humanos que transcurre en la ilegal Base Naval de Guantánamo, territorio cubano que usurpan los Estados Unidos, centro de torturas y muertes en custodia”, agregó.

Estas declaraciones tuvieron lugar después de que el presidente norteamericano Barack Obama afirmara el martes que iba a redoblar sus esfuerzos para obtener el cierre de la prisión de Guantánamo, donde 166 detenidos siguen encerrados y un número creciente de presos está en huelga de hambre.

Esta huelga de hambre, que comienza su 12ª semana, continúa extendiéndose e incluye actualmente a 100 prisioneros, según el balance oficial de la cárcel, y a 130 de acuerdo con los abogados.

De ellos, 21 prisioneros son alimentados a la fuerza por sondas nasogástricas.

En Ginebra, el canciller cubano, al hacer uso de la palabra durante la presentación del informe nacional en el marco del Examen Periódico Universal de los derechos humanos en Cuba (un procedimiento que tiene lugar cada cuatro años), explicó que Guantánamo era un lugar “de torturas y muertes” de los detenidos.

La embajadora de Estados Unidos, Eileen Chamberlain Donahoe, no reaccionó a las observaciones sobre Guantánamo, pero dijo al consejo que La Habana tiene una “amplia, compleja red” de medidas que obstaculizan las actividades de los que desean llevar a cabo, en forma pacífica, reformas para favorecer la libertad de expresión o el multipartidismo.

Estados Unidos, así como numerosos países occidentales, también denunciaron la detención y el encarcelamiento de periodistas y opositores políticos. Varios países también pidieron a Cuba que mejore las condiciones de vida en las prisiones cubanas y que permita sobre todo las visitas del personal del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), así como del Relator de la ONU contra la tortura.

“Estados Unidos debe respetar y garantizar la vida, salud e integridad personal de los detenidos en la Base Naval de Guantánamo, particularmente en el contexto de la actual huelga de hambre”, declaró el miércoles en Ginebra un grupo de expertos internacionales en derechos humanos, detención arbitraria, tortura, lucha contra el terrorismo y salud.

“En Guantánamo, la detención indefinida de individuos, a muchos de los cuales no se les han presentado cargos, va mucho más allá de un mínimo período razonable y causa un estado de sufrimiento, tensión, temor y ansiedad que en sí mismo constituye una forma de tratamiento cruel, inhumano y degradante”, señaló el Relator Especial de la ONU sobre tortura, el argentino Juan E. Méndez.

“Hemos recibido información especializada acerca de los daños fisiológicos y psicológicos severos y duraderos, producidos por el alto grado de incertidumbre de los detenidos acerca de aspectos elementales de sus vidas, como el saber si serán juzgados o no; si serán liberados y cuándo; o si volverán a ver a sus familiares”, reveló la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ha venido siguiendo de cerca la situación en Guantánamo.

“El personal de salud no debe aplicar presiones indebidas de ninguna naturaleza a quienes han optado por el recurso extremo de la huelga de hambre”, señaló por su parte el Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la salud, Anand Grover, al referirse al movimiento de protesta de los prisioneros.

“Tampoco es aceptable la amenaza de alimentación forzada ni el empleo de otros medios de coerción física o psicológica contra personas que, voluntariamente, han decidido iniciar una huelga de hambre”, agregó.

Por su parte, Rodríguez Parrilla defendió el balance cubano en materia de derechos humanos, explicando que se han adoptado nuevas normas desde 2009. “Se han adoptado nuevas normas que amplían la base legislativa de los derechos humanos, como las relativas a la seguridad social, la vivienda, el empleo y el trabajo por cuenta exclusivamente personal, la entrega de tierras en usufructo, entre otras”, dijo.

También destacó la nueva ley migratoria de su país que desde el 14 de enero exime a los cubanos de un permiso de salida del territorio.

Por otra parte, el procurador general adjunto de Cuba, Rafael Pino Becquer, explicó a los medios que no existen presos políticos entre los casi 57.000 detenidos en la isla.

“El gobierno de Cuba perdió una oportunidad única de hacer una evaluación honesta de su balance en materia de derechos humanos renegando de todas las restricciones impuestas a la prensa, internet y la libertad de circulación”, declaró a los medios de comunicación en Ginebra un opositor cubano, Elizardo Sánchez.

Según él, el régimen cubano permitirá a “decenas” de opositores políticos salir del país en las próximas semanas, pero considera que la población no será informada en Cuba, pues el régimen controla todos los medios.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, pidió el miércoles ante la ONU la clausura de la prisión y de la base naval estadounidense de Guantánamo, denunciando “las torturas” y “los muertos” en esa zona.

La embajadora de Estados Unidos, Eileen Chamberlain Donahoe, no reaccionó a las observaciones sobre Guantánamo, pero dijo al consejo que La Habana tiene una “amplia, compleja red” de medidas que obstaculizan las actividades de los que desean llevar a cabo, en forma pacífica, reformas para favorecer la libertad de expresión o el multipartidismo.

“Esa cárcel y esa base militar deben ser cerradas y ese territorio debe ser devuelto a Cuba”, afirmó Rodríguez Parrilla ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

Anuncios

Acerca de redaccion@informativocr.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 1, 2013 por en Internacionales y etiquetada con , , .

Videos

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.322 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: